Sin título. Dolores Castro.


(Sin título)

 

Este modo ondulante de ver a través de las lágrimas
cristales que se rompen
ahogo que se pierde en el fluir
y murmullo de voces interiores
que se encienden y apagan
entre nudos de mudez de la garganta.
¿Quién llora?
¿Quién no llora en este valle de lágrimas?

 

 

Empieza a llover:
tras la puerta entornada
no se puede evitar que sacuda el corazón
este aroma de tierra llovida.
Se adivina a lo lejos
el furor de las gotas
junto a la sed.
Con el aroma, por la puerta entornada
entra al jardín.
Mientras acecha mi sediento corazón.

Dolores Castro (1923- )

Nació en Aguascalientes el 12 de abril de 1923, pertenece a una de las más nutridas generaciones de escritores que haya tenido México durante el siglo XX entre los que se encontraban Luisa Josefina Hernández, Rosario Castellanos, Ernesto Cardenal, Ernesto Mejía, Sánchez, Manuel Durán, Emilio Carballido y Sergio Fernández, entre otros, sino también por quienes que llegaron después: Fernando Salmerón, Jaime Sabines y Sergio Galindo. Empezó a escribir en los años 50.

Estudió la licenciatura en derecho y la maestría en literatura española en la Universidad Nacional Autónoma de México, Estilística e Historia del Arte en la Universidad Complutense de Madrid, Lingüística y Literatura en la Asociación Nacional de Universidades e Institutos de Enseñanza Superior, y Radio en el Instituto Latinoamericano de Comunicación Educativa.

Fue fundadora de Radio UNAM y colaboró en la Dirección de Difusión Cultural de la Universidad. Además, fue maestra fundadora de la ENEP Acatlán. También condujo el programa Poetas de México en el Canal 11 del Instituto Politécnico Nacional. Ha recibido el Premio Nacional de Poesía Sor Juana Inés de la Cruz.

Cuenta que debajo de un jazmín, jugaba de niña a la escuelita. Las macetas eran sus alumnas. Desde entonces, su vocación por compartir con otros la literatura a través del magisterio no ha menguado. Ha dado clases en la Escuela de Escritores de la SOGEM, el INBA, la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, la Universidad Iberoamericana. En 1988 fue homenajeada como Maestra de la Juventud.

Castro es considerada como una “devota de la sencillez pero enemiga de las concesiones”. Su poesía es difícil en tanto que no desea perdurar en la memoria, mediante el efecto de sonoridad sino por la creación de una imagen.

Su escritura es una constante de la ternura, así hable de la infancia, de la muerte o el dolor. Con ternura se acerca a todo.

Como un homenaje, se creó la Casa del Poeta Dolores Castro que se ubica en Presa del Palmito No. 11,  casi esquina con Ejército Nacional, Colonia Irrigación, Delegación Miguel Hidalgo, México DF. C.P. 11500.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s