Caída de Mollera o tomolostli


En ciertas localidades, además de la expresión “caída de mollera”, la enfermedad se conoce como “sumida de mollera”, “mollera caída”, o “mollera de agua”.

Es una enfermedad que padecen los infantes hasta que se les cierra la fontanela, el padecimiento se debe a que al niño se le sienta bruscamente y puede presentar vómitos y diarrea de olor desagradable, la cual en un comienzo tiene una apariencia blancuzca, pero que luego se torna de color verde, el niño está molesto y llora mucho, y su mollera se le “sume”, esto es, se le deprime.

.

El diagnóstico se establece haciendo un interrogatorio a la madre del paciente para constatar síntomas como:

– ojos hundidos
– no puede pasar los alimentos
– toca la garganta y siente muy cerrada
– diarrea (baboso, verde)
– a veces les da
– frente, palmas de las manos y panza caliente
– se ahoga con su saliva cuando come, sentado y acostado
– se pone triste
– dolor de cabeza
– calentura día y noche

– deja de comer

A la vez que se constata por observación y palpación, el hundimiento de la fontanela, la cual se siente como “tecajete porque el agua no trabaja bien en la cabeza”, refieren los informantes; el dato acerca del color verde de las evacuaciones constituye un elemento importante para poder determinar la naturaleza de la afección.

La curación consiste principalmente en una de cuatro operaciones, o bien, una combinación de ellas realizadas, generalmente por la abuela o un especialista tradicional quienes se encargan de la terapia:

Se coloca un emplasto en la depresión del cráneo, cuyo propósito es hidratarla, o impedir que continúe perdiendo agua.

Una de las terapias empleadas con más frecuencia consiste en “chupar la mollera con la boca llena de refino”, del cual se deja un poco en la parte hundida; enseguida “se estira el cuerito”, es decir, la piel que cubre la fontanela, “para subir la mollera”; por último, se aplica un pedazo de cebolla con azúcar, a modo de emplasto.

En otros tratamientos, se empuja el paladar hacia arriba y se unta agua con sal en la mollera del paciente, a continuación se pone, en frío, un tomate asado con sal, el cual se deja durante dos días.

Otra de las terapias comunes destinadas a corregir la fontanela sumida, consiste en “sacudir al niño”, maniobra que se ejecuta de la manera siguiente: se toma al pequeño por los pies y se le dan algunas sacudidas “de un lado a otro”; después se le golpean las plantas de los pies en forma de cruz.

La cura también incluye la ingestión de líquidos, porque supone un estado de deshidratación, es decir, se hacen infusiones de albahaca, estafiate, canela, encino, guayaba, cedrón, toronjil y, especialmente, manzanilla. Se dan como agua de tiempo y la mollera se pone en su lugar en el término de algunas horas. Los cuidados después de curarlo, es arroparlo muy bien hasta el siguiente día; y bañarlo hasta el tercer día con agua tibia.

La caída de mollera es una enfermedad grave cuyo tratamiento debe iniciarse de inmediato, ya que se caracteriza por tener una rápida evolución. De no ocurrir así, en poco tiempo se complica, aparece calentura, el niño se pone triste, enflaquece y muere.

.


Curación en Tepalcingo, Morelos, México

Esta es una curación documentada en la revista Tlahui-Medic. No. 27, I/2009 por Juana Luisa Gómez Juárez y Tomasa Rivera Coyote de la Escuela de Enfermería de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos, la cual transcribo sin modificación alguna para respetar su esencia.

Material:  un manojo de romero seco molido, un manojo de manzanilla seca molida, un cascarón de guajolote molido, aguardiente 50 ml, cangrejo molido, pulpa de tomate asado; se hace una mezcla de todos los ingredientes y se calienta en un brasero sin que hierva.

Romero: se utiliza porque es caliente
Manzanilla: es una planta fresca
Tomate: fresco
Aguardiente: fresco.

Procedimiento

1. La curandera prendió el brasero y puso a calentar todos los ingredientes mencionados, al tener el remedio cargó al niño y los sentó entre sus piernas. Posteriormente la cáscara de tomate la introdujo en su boca haciendo presión a los laterales y hacia arriba, para que la mollera se suba (ver fotos).

.
2. Después la curandera tomó un trago de aguardiente y lo retuvo en su boca, éste lo empezó a untar en las molleras del niño de adelante hacia atrás, al mismo tiempo succionando, y escupió el aguardiente.

.
3. El remedio que puso a calentar lo untó en las molleras, frente, coyunturas de muñecas, codo, rodillas y plantas de los pies (esto para que no se le suba el calor).

.
4. La curandera cuelga al niño y le sopla en la boca, (para que la mollera se le suba), mientras que la mamá le pega en las plantas de los pies.

.
5. Por último se amarra con un paliacate la cabeza del niño porque minutos después el niño empieza a sudar y así cubierto no le pegue el aire o frío.

.
Cuidados después de curarlo: arroparlo muy bien hasta el siguiente día; y bañarlo hasta el tercer día con agua tibia.

Plantas utilizadas: manzanilla, romero, y tomate.

Anuncios

7 thoughts on “Caída de Mollera o tomolostli

  1. Pingback: Medicina tradicional mexicana « El blog de Raffles

  2. Pingback: El empacho « El blog de Raffles

  3. Porque no entrevistan a la sra. Godeleva Ramos Ayala, quien tambien es especialista en curaciones ancestrales.- Levanta sombra, empachos, caida de mollera, entre muchos males que aquejan a los infantes y adultos, ella vive tambien en Tepalcingo, Morelos, Mex.

  4. por que no mejor llevar al niño al medico especialista? ah lo olvide, estamos en Mexico eso no sirve por que es del diablo

    • Hola Manu, estos conocimientos y medicina tradicional se usa generalmente en las comunidades alejadas y olvidadas por los servicios de salud, donde si bien les va, tienen el servicio médico a 1 hora en transporte (si es que hay), y si a eso aunamos que muchas de esas familias no tienen los recursos suficientes a veces para comer, menos lo tendrán para el transporte, el médico y además las medicinas. Lamentablemente la cobertura universal de salud es un mito aún en nuestro país.
      No obstante, la medicina tradicional lejos de ser de Dios o del diablo, son conocimientos ancestrales que han demostrado su validez, eso si, hay que tener cuidado en quién los aplica, pues debe ser gente que de verdad conozca los procedimientos.
      Saludos y gracias por visitar este blog.

  5. La información contenida en este blog debiera ser considerada como un esfuerzo informativo magnánimo; gracias al exhaustivo afán del investigador podemos conocer «patologías» peculiares, su «fisiopatología», «diagnóstico», «tratamiento» y «pronóstico».
    Debiera ser evaluada, esta información, en función del contexto en que es presentada: material de comunicación sobre la riqueza cultural de nuestro país, y no como apología sobre remedios naturales con nulo sustento científico.

    • Dante, así es, aquí se trata de retratar la medicina tradicional sin entrar en controversias médicas pero si retratando la cultura y sin olvidar que hay regiones donde estas prácticas son las únicas alternativas ante la ausencia de la medicina moderna. Tampoco hay que olvidar que muchas de estas técnicas las aplicaron nuestras abuelas, incluso con nosotros mismos y en su caso, fueron muy efectivas. Saludos y gracias por tomarte el tiempo para comentar y visitar este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s