Viernes Santo


Después del Jueves Santo sigue el Viernes Santo, día en que se realizan representaciones -en muchos puntos de México- del Vía Crucis (o camino a la cruz) desde que Jesucristo es condenado a muerte hasta el momento en que es cruci­ficado y sepultado en el sepulcro.

Este día se conmemora la pasión y muerte de Cristo. A las tres de la tarde, el sacerdote pronuncia en su iglesia, el Sermón de las Siete Palabras. Luego, acompañado por los fieles, reza El Vía Crucis: caminando de estación en estación, rememora los 14 “momentos” de la Pasión de Cristo.

.

La primera estación recuerda la traición de Judas Iscariote cuando Jesucristo estaba orando en el Huerto de los Olivos y este apóstol lo entrega a la guardia pretoriana, dándole un beso en la mejilla. Judas recibe unas monedas de plata por los servicios prestados a los soldados y Jesús le recrimina de tal modo la ruindad que cometió, que el traidor termina ahorcado y condenado por toda la Eternidad. Lo primero que los soldados hacen contra el que dice ser hijo de Dios es ridiculizarlo: le ponen un manto rojo, lo coronan con espinas, lo azotan, lo llevan de Herodes a Pilatos, quien se lava las manos, y al final es condenado.

La condena, común en la época, consiste en la crucifixión. Los sentenciados deben cargar la cruz mientras los azotan, y Jesús, golpeado y herido, cae tres veces. En la primera, Verónica le seca la cara ensangrentada con un lienzo en el que queda claramente dibujado su rostro; luego, le dice a su madre, la Virgen, que Su Padre desde tiempos inmemoriales le había dado ese destino y le pide que llore por la humanidad y no por Él. Cuando llega al cerro del Gólgota, es clavado en una Cruz en la que aparece el letrero “INRI”, otra burla más, porque dichas letras significan: “Jesús Nazareno Rey de los Judíos.”

.

Agonizando, un ciego le clava una lanza en las costillas y el agua que le sale de la herida le devuelve a éste la vista, cuando le salpica los ojos. Jesús pide agua y le mojan los labios con vinagre y hiel; Dimas, un ladrón crucificado a su lado derecho, se convierte a la fe de Cristo antes de morir, con lo que Cristo le promete verlo en el Reino de los Cielos; le pide al Padre que perdone a los que lo mataron “porque no saben lo que hacen” y, finalmente, le entrega su espíritu a Dios Padre antes de morir.

Cuando termina el Vía Crucis, empieza la procesión del Santo Entierro y más tarde la Procesión del Silencio. Los fieles, de luto, acompañan la imagen de Cristo en su sepulcro en su camino a otra capilla, en donde le dan el pésame a la Virgen de la Soledad. Esta ceremonia se celebra en Taxco, Guerrero; Guanajuato, Guanajuato; San Luis Potosí, San Luis Potosí; o en algunas delegaciones de la ciudad de México como Iztapalapa y Coyoacán y en colonias como San Ángel.

Después del Viernes Santo, siguen las celebraciones del Sábado Santo o Sábado de Gloria.

Los altares de todas las iglesias carecen de flores, siguen casi a oscuras y las imágenes están cubiertas con paños morados; situación que no cambiará hasta que termine el luto, es decir, hasta el Domingo de Pascua o de Resurrección.

Anuncios

3 thoughts on “Viernes Santo

  1. Pingback: Fiestas de Cinteotl y Chicomecoatl/Semana Santa « El blog de Raffles

  2. Pingback: Procesión del Silencio, tradición en San Ángel | Como en el tianguis

  3. Pingback: Sábado de Gloria | Como en el tianguis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s