Para botanear a la mexicana


El vendedor de botanas con su canasta con pepitas, cacahuates, mollejas, chitos, huevos cocidos (o duros) es una escena típica de la Ciudad de México, más aún cuando uno se encuentra en una cantina o en una pulquería y éstas ofrecen dentro de su carta una serie de platillos para botanear de los cuáles ya hemos hablado en este blog.

Este artículo surge inspirado en ellos y por la petición de un asiduo lector a este blog que me planteó el hacer un artículo sobre las sencillas y típicas botanas mexicanas, esas que comemos a cualquier hora para el “tentempié” (tente en pie) o para pasar un buen rato viendo algún programa o película ya sea en casa o en algún lugar de convivencia etílica.

Es así que iniciaremos un breve recorrido por las botanas más típicas y sabrosas de la gastronomía mexicana:

Las pepitas de calabaza asadas con sal es la botana clásica junto con los cacahuates, garbanzos y las habas enchiladas:

Las pepitas de calabaza se comen abriéndolas con los dientes (aunque personalmente las como con todo y cáscara, al fin es fibra ¿no?) aunque las hay con cáscara y pelada natural, enchilada o salada.

Los cacahuates son frutos que crecen bajo el suelo, dentro de una vaina leñosa redondeada que contiene de una a cinco semillas yse lo considera un tipo de fruto seco, es común encontrarlos en diferentes presentaciones como botana o golosina ( con cáscara, naturales, salados, enchilados, japoneses, con ajo, garapiñados (con azúcar), etc.)

Otras botanas muy comunes sean saladas o con chile son las lentejas, el garbanzo (conocido también como la carne del pobre por sus aportes nutricionales), las semillas de girasol y las habas. Éstas últimas, también se encuentran cocidas y preparadas con chile, cebolla y cilantro.

Para gustos más “exquisitos” podemos encontrar también el pistache enchilado o salado o el surtido fino:  mezcla enchilada y tostada de nuez pecan, nuez Brasil, nuez de la india, nuez de macadamia, cacahuate, almendra, ajo fileteado y chile de árbol.

Ya hemos hablado que el maíz es parte fundamental de la gastronomía mexicana, por lo que no puede estar ausente en las botanas, ¿quién no ha comido un elote asado con limón y chile, o uno cocido, con mayonesa o crema, queso y chile piquín?. También pueden comerse en los tradicionales esquites (o chascas) que son los granos de maíz cocidos con epazote y chile y que se sirven con mayonesa, limón y chile. Muy populares son también las mundialmente conocidas palomitas de maíz.

El chito es una botana que consiste en un trozo pequeño de carne seca y salada, se come con gotitas de limón y alguna salsa, aunque generalmente ya viene con chile piquín incluido. Existe una leyenda urbana que dice que el chito se hace con carne de burro, pero preguntando a los vendedores comentan que en realidad se hace de carne de res, borrego o chivo, la pregunta que surge es: ¿y si fuera de burro, lo dirían?, la incógnita continúa.

 .

Mi mamá me contaba que cuando era niña su abuelo le compraba su chito debido a que “puedes durar 2 horas comiéndote y mascando tu chito”. Esto se ha perdido lamentablemente.

El Charal corresponde a un pequeño pez (de 6 a 12 cm) que se reproduce casi únicamente en los lagos de México. Se puede preparar de diversas formas, ya sea dejarlo secar y freírlo (con sal y limón), cubierto de chile seco, empanizado, frito con huevo o con ajo. Además se pueden preparar otros tipos de comida con el mismo pescado, como pueden ser en omelette o tortitas fritas en salsa verde.

Los acociles son conocidos también como chacaleschacalines o langostas de río. Se localizan en las orillas de los lagos y ríos, yhan sido considerados un plato delicioso desde la época precolombina hasta la actualidad. Su sabor es semejante al del camarón y al cocerse enrojece. Pueden comerse solos con limón, sal y chile, aunque también se come cocido en tacos o acompañados con salsas y verduras.

El chinicuil, o conocido también como chilocuiltecol, gusano rojo o gusano colorado (en Oaxaca). Esta oruga de color rojizo y que mide unos 3 cm de largo es la larva del chinicuil, se extrae por debajo del maguey, donde, durante la temporada de lluvia, roen sus tallos y horadan las hojas para alcanzar su interior jugoso. Para su consumo, los chinicuiles se cuecen vivos en comal, tostados o fritos, y se comen solos, en tacos o con los dedos, o se muelen en un molcajete para hacer una salsa roja, verde o guacamole, aunque también pueden prepararse en chile con huevo.

Chahuis o xamoes es también el nombre común que se le da en México a una variedad de insectos comestibles, parecidos a escarabajos, que se alimenta del árbol del mezquite. Los chahuis deben tostarse bien, pues de otro modo conservan un sabor amargo.

Caracoles de panteón, en la meseta central de México hay varias granjas donde se cultiva, el caracol “panteonero” o de jardín el cual es consumido en las cantinas de nuestro país preparado tradicionalmente en caldo, en adobo, en pipián o mole verde.

Los chapulines son un insecto conocido en la cocina de los mexicas, zapotecas y mixtecas y en otras culturas mesoamericanas antes de la llegada de los españoles. La etimología del vocablo chapulín viene del náhuatl y procede de las raíces nahuas “chapa(nia), rebotar yulli, hule” o “insecto que brinca como pelota de hule”. Los chapulines pueden verse con su peculiar color rojizo en canastas de carrizo en los mercados y tianguis indígenas de Oaxaca y otras regiones del país.

Hacen una buena botana, y pueden ser empapados con limón, y enchilados. Los chapulines se preparan desde la época prehispánica hirviéndolos unos minutos en agua y tostándolos luego en un comal. También con ellos se pueden preparar una diversidad de platillos, desde las sopas, guisados y ensaladas, hasta postres.

Otros insectos que también sirven de botanas son: Libélulas, langostas, piojos, chinche (jumil), axayácatl, gallina ciega, atelepitz, cucaracha de agua, cucarachón de agua, cigarra, escarabajo rinoceronte, escarabajo tigre, gusano de los palos, gusano del maguey, gusano del nopal, gusano del madroño, gusano del maíz, gusano del nopal, gusano del jonote, mosca, mosco, mosquito (poxi), escamol, hormiga chicatana, hormiga mielera, abejorro, abeja prieta, abeja alazana, avispas negra, rayada y de enebro y guachichil.

Regresando a botanas un poco más comunes, tenemos el chicharrón de cerdo que es la piel de cerdo limpia frita casi entera en manteca, hasta que ésta se torna esponjosa y crujiente. El chicharrón se acompaña generalmente con guacamole y salsa pico de gallo o ensalada de nopales, queso y aguacate; aunque también se suele guisar en salsa verde o roja.

Además de la forma crujiente, existe el chicharrón prensado, que es, básicamente, el resultado de prensar el sancocho (pedacitos de carne), que se desprenden al freír el chicharrón de puerco; además se le agregan diferentes hierbas de olor y es usado en la preparación de las quesadillas,  gorditas de chicharrón y tacos de canasta de chicharrón que pueden ser parte del tentempié.

Los cueros del cerdo (cueritos) también se comen como botana, pero no se fríen, sino que se curan en salmuera o vinagre y se cortan en rodajas delgadas o en trozos. A esta botana se le pueden acompañar solo con sal, limón y salsa picante o chile en polvo. Otra manera de comer los cueritos es sobre tostadas o un chicharrón de harina (imitación del chicharrón crujiente) de unos 15 x 25 cm., untado de crema, acompañado por lechuga (o col) rayada, rodajas de jitomate y aguacate, y sazonado con salsa picante, limón y sal, y se les llama chicharrón preparado, que es una botana muy común en las plazas y mercados. A esta última suele conocerse como Chilindrina.

Existen otras botanas como son las patas de pollo y mollejas cocidas con caldo o si él que se comen acompañadas de salsa; los totopos con frijoles y guacamole, los nachos con queso y chile jalapeño, y frutas y verduras con chile como el mango, zanahoria, pepino o jícama.

En su mayoría estas botanas son muy sanas, nutritivas y no engordan por lo que habría que preferirlas sobre las frituras de harina que encontramos en los supermercados y tiendas.

Anuncios

22 thoughts on “Para botanear a la mexicana

  1. Pingback: El pulque y las pulquerías « Como en el tianguis

  2. Pingback: Las cantinas « Como en el tianguis

  3. excelente reportaje necesitamos gente como tu que de en sus reportajes una impresion agradable de las costumbres mexicanas! felicitaciones

    • Muchas gracias por tu comentario, lo importante para mí es que como mexicanos nos demos cuenta de todo lo bueno que tenemos y que desgraciadamente estamos perdiendo. Saludos

  4. No me creerán, pero pasé por aquí porque estaba buscando una forma
    más “nice” de llamarle al chicharrón preparado, algo así como en el ejemplo del chicharrón en salsa verde, conocido también como “corteza de cerdo en salsa esmeralda”. Me llevé una grata sorpresa con el artículo, el cual me ayudó mucho con mi cometido. Excelente investigación, excelente redacción y excelente ortografía. ¡Me encanta leer artículo así! En definitiva seguiré el blog. Saludos y felicitaciones.

    • Hola Adriana, muchas gracias por leer el blog y por tus comentarios que nos animan a seguir adelante. Espero que encuentres otros contenidos de tu interés y que nos recomiendes. Saludos.

  5. hola que tal me gusta demasiado este blog nada mas me gustaria que me recomendaran un lugar donde comprar los insectos secos

    • Hola Juan, gracias por tu comentario y por tu visita al blog. Los insectos los puedes encontrar en los mercados tradicionales o en los tianguis, aunque hay que tener en cuenta que algunos son de temporada. Te recomiendo que te des una vuelta en el mercado de La Merced. Saludos

  6. Muy rico todo, pero y las recetas, somos una family muy pachangera y nos encantan las botanas y que mejor que sean caseras, donde las obtengo?

  7. Excelente blog, muy buenos reportajes, los compartiré en un grupo en Facebook donde se habla de nuestras raíces, tradiciones, gastronomía, en fin de todo lo bonito de México.

  8. Muy ilustrativo e interesante este blog, que bueno que existe para que todos tengamos una información amplia de nuestra cultura gastronòmica.

  9. Gran parte de eso yo lo comi cuando viví en el Distrito Federal de donde soy originaria, pero hoy que vivo en Jalisco aquí no se ve eso, solo las botanas de cacahuate habas garbanzos semillas de calabaza y de girasol como creo que en en cualquier estado de nuestra república mexicana las encontramos pero lo demás no!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s