Susto o Espanto Parte III: Pérdida de la sombra


Como vimos en el artículo anterior, el susto es un padecimiento que, de no ser tratado a tiempo, puede causar la muerte del enfermo: éste “se debilita, la cara se le vuelve blanca, no come, se seca, no tiene apetito, se pone flaco y, finalmente, se muere”. A veces, la muerte ocurre mucho tiempo después que la persona “agarró el susto-, la gente con sangre fuerte aguanta mucho tiempo, le toca después de diez años”, aseguran los terapeutas. Algunos curanderos señalan que una de las complicaciones de la enfermedad, especialmente en los niños, es la aparición de la alferecía: “que les pega en la cabeza y en el estómago, y se les ponen moradas las uñas, los labios y los ojos”

Este padecimiento no puede ser prevenido, por esta razón, los curanderos se limitan a recomendar no exponerse a presenciar sucesos que pueden provocarlo, para evitar contraer la enfermedad.

 

 

Pérdida de la sombra

“La sombra forma parte del ser humano, compuesto por cuerpo, espíritu y sombra. Tiene localización física, se encuentra en la muñeca al lado opuesto del pulso. Al recibir un susto, la sombra no se desprende del cuerpo sino que va caminando por el brazo hasta el corazón. Pero esto no sucede en el momento sino después del tiempo. Una impresión o un susto hace que la sombra se dañe, y la enfermedad se presenta antes o después dependiendo de la salud de la persona, mientras más saludable tarda más.” Dice Doña Modesta.

Entonces se busca la sombra, primero hasta el codo, siguiendo por el antebrazo, y se puede encontrar aquí, si no está se busca hasta el axila, esto significa que el enfermo está grave, si no se encuentra aquí ya está en el corazón y para esto ya no hay curación.

Para curar esta enfermedad se necesita una jícara roja y pétalos de flores diferentes colores para alegrar al paciente y atraer la sombra.

Las curaciones se efectúan dos veces al día, cuando sale el sol y cuando se mete, se hace así porque al sol se le recomienda para que ayude, para que refleje. Para la curación se echan flores en la jícara con agua, la que absorben por la boca, enseguida chupan al paciente desde el hombro hasta la palma de la mano. Después de tres curaciones echan a la jícara 12 maíces (maíz azul). Cuando el enfermo ya va respondiendo, los maíces empiezan a flotar, esto significa que el paciente ya va respondiendo, vuelve a tener apetito, se alegra, en el caso contrario los maíces siguen hundidos.

En Morelos, la levantada de sombra es el regreso de ésta al cuerpo de la persona que le pertenece, se les va la sombra porque se espantan y porque son muy débiles de espíritu.

Material y simbolismos:

– Metro y medio de listón rojo
– Media docena de claveles rojos y media de blancos
– Maíces de colores
– Agua
– Vaso transparente
– Plato
– Listón rojo, porque es un color fuerte
– Claveles rojos, alegría
– Claveles blancos, pureza
– Maíces de color
– Agua, reposada en el altar.

Procedimiento

Se inicia con un padre nuestro y después de la oración de San Luis Beltrán (Que cura todo mal). -¡Oh, señor y redentor nuestro! Yo curo y bendigo a esta tu afligida criatura, N…. en nombre de la Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas distintas y una esencia verdadera, y de la Virgen María.

La curandera persigna las palmas de las manos con las flores y las coloca, haciendo una cruz, y dice: -en nombre del padre, del hijo y del espíritu santo amén; pone primero las flores blancas y encima las rojas, encima de éstas le coloca un cigarro (cual sea la marca), después se amarra con listón rojo.

Se le pone un plato y encima un vaso transparente con agua, en las piernas. Con el maíz de color se le reza al paciente en la frente y cabeza, hacia las coyunturas, en éstas se rezan y persigna 3 veces (Aves Marías), cuando termina de rezar echa el maíz al vaso con agua.

Se frota el brazo y se dice el nombre del paciente y se dice: el nombre del paciente y se le dice que venga, que éste es su cuerpo. –Tomasa ven por tu sombra, espíritu de Tomasa ven yo te llamo, ven por tu sombra no te espantes, ésta es tu sombra ven tómala, toma tu envoltura ven. Se jalan dos veces los dedos: el pulgar, padre Jesús; índice, niño Jesús doctor; medio, Lázaro; anular, Juancito Jiménez; y meñique, San Luis Beltrán; esto es en las dos manos, se le pide bálsamo de sanación para la paciente.

Se toma el agua del vaso para que sane más rápido.

Se quitan las flores de las palmas de las manos, se echan en una bolsa y se tienen que tirar al río para que se lleve la enfermedad.

Después se le da un jabón espanta muertos para que se bañe con el y donde duerme se tiene que bendecir.

.
Cuidados después de levantar la sombra

– No bañarse, enfriarse por dos días porque los rezos son calientes.
– Deben ir a la iglesia para que el padre le dé evangelios.
– Pedir todo regalado para que le hagan comida al enfermo (mole verde con tamales de ceniza).
– No salir en mañana, tarde, noche.
– Después de esto hace su vida normal.

Ver El Susto o Espanto Parte I

Ver Susto o Espanto Parte II: Pérdida del alma o pérdida del Tona

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s