13 de agosto. San Hipólito, patrono de la Ciudad de México


El 13 de agosto de 1521 terminó el sitio de la ciudad-isla de Tenochtitlan. El santoral indicaba a san Hipólito y esa misma tarde Hernán Cortés mandó poner la primera piedra de la primera iglesia, y celebraron allí mismo una misa sobre un altar improvisado. Luego, la iglesia se llamó San Hipólito.

La llegada de los españoles a Mesoamérica trajo dos conquistas; la primera fue la militar con Hernán cortés y sus huestes en busca de oro, riquezas y poder, y la segunda fue la conquista espiritual; es decir, la conquista que iniciaron las famosas “12 antorchas” de los franciscanos -que después de la vanguardia integrada por los tres hermanos guiados por de Gante- que implementaron un enorme proyecto evangelizador.   En este doble proceso se fundamentó el dominio político y religioso que durante casi tres siglos ejercieron los españoles en la Nueva España. Así, la relación entre las autoridades civiles y religiosas fue siempre íntima y muy cercana.

Una de las manifestaciones de esta relación está en la designación, por las autoridades del Ayuntamiento, de los santos patronos de la ciudad de México en la sesión del 31 de julio de 1528:

“orden de que las fiestas de San Juan y Santiago, San Hipólito y Nuestra Señora de Agosto, se hagan con gran solemnidad. Que se corran toros, se jueguen cañas, y que los que tengan bestias las cabalguen so pena de 10 pesos de oro”.

Con este acto se designaban a los primeros santos tutelares de la ciudad de México y se agregaron más tarde otros como San José y San Felipe de Jesús.

Hay que recordar que el 13 de agosto de 1521 con la captura de Cuauhtémoc, por los soldados de García Olguín, en el viejo barrio, cercano al actual Tepito, en el norte de la destruida ciudad se concluyó el asedio a la capital del Imperio de la Triple Alianza. Así, el 13 de agosto, que en el santoral católico corresponde al soldado romano -convertido al cristianismo- llamado San Hipólito se convirtió en el primer santo (no oficial) hasta julio de 1528 de la naciente ciudad de México.

El conquistador Bernal Díaz del Castillo narra así en La Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España el momento en que fue hecho preso el emperador Cuauhtémoc, hecho que significó la caída de Tenochtitlan:

Prendióse Guatemuz y sus capitanes en 13 de agosto, a hora de vísperas, días de nuestro señor San Hipólito, año de 1521, gracias a nuestro señor Jesucristo, y a nuestra señora la virgen Santa María, su bendita madre, amén. Llovió y tronó y relampagueó aquella noche, y hasta media noche mucho más que otras veces. Y como se hubo preso Guatemuz quedamos tan sordos todos los soldados, como si de antes estuviera uno puesto encima de un campanario y tañesen muchas campanas, y en aquel instante que las tañían cesasen de las tañer…


El origen del culto a San Hipólito surge porque un sobreviviente de La noche triste, decidió reunir los restos mortales de los compañeros en una pequeña ermita llamada de Juan Garrido y con el tiempo se cambiaron los restos al naciente templo de San Hipólito construido extramuros de la ciudad; sobre la Calzada Tacuba (actualmente centro principal de celebración a San Judas Tadeo en la esquina con Paseo de la Reforma).   De este templo de modestas proporciones, que después sería ampliado y modificado, Bernal Díaz del Castillo relata:

“Una iglesia que nosotros hicimos luego de la destrucción de Tenochtitlan haciendo la donación en propiedad del solar que ocupara el cabildo, el 11 de agosto de 1524, debiendo advertir que en la primera acta del libro de cabildos con fecha 8 de marzo del mismo año, aparece citada la propiedad de Garrido, que poco después fue la ermita dedicada a San Hipólito, ya que la consumación de la conquista ocurrió el 13 de agosto”

La historia de San Hipólito, soldado romano converso, es muy interesante. Pero hay que diferenciar entre varios Hipólitos que aparecen en el santoral, incluido un antipapa que creó un primer cisma al interior de la iglesia contra los papas Calixto, Urbano y Ponciano y que fue desterrado a la isla de Cerdeña.

Para festejar cada 13 de agosto con la imprescindible víspera a San Hipólito, las autoridades civiles de la ciudad de México organizaban varias actividades, la más importante era sin duda, la misa solemne que predicaba el arzobispo en el templo de San Hipólito. Pero de manera adicional se llevaba a cabo uno de los actos políticos y militares más importantes de la época el llamado Paseo del pendón.

La consumación de la conquista de Tenochtitlan es un hecho histórico que, pese a su trascendencia, pasa de largo cuando se conmemoran los sucesos más significativos que dieron forma al México que hoy conocemos; no es común dedicarle actos oficiales, ceremonias o remembranzas.

Poco a poco, el 13 de agosto de 1521 se aleja de la memoria colectiva como una fecha que recuerda el fin de un imperio que, por la fuerza de la espada y la cruz, se convirtió en la cuna del mestizaje que dio vida a lo mexicano.

Fue a finales del siglo XIX cuando en el ángulo exterior del muro del atrio del ex convento de San Hipólito, el arquitecto Damián Ortiz construyó un monumento que evoca dos sucesos históricos fatídicos que puedes leer en la Leyenda del labrador.

Imagen: Fotógrafos y Editores Franceses en México

El Árbol de la Noche Triste y la desaparecida iglesia de San Esteban, en Popotla, a finales del siglo XIX

Anuncios

3 thoughts on “13 de agosto. San Hipólito, patrono de la Ciudad de México

  1. es muy bueno saber mas de la historia de nuestras raices ya que las nuevas generaciones o no les enseñan o no les interesa pero a los adultos mayores si nos interesa saber mas gracias

  2. Ahora sí que, por el amor de Dios, hagan algo por quitar a esos descarados comerciantes semifijos que están destruyendo las afueras del antiguo templo de San Hipólito. En la mera esquina de Zarco e Hidalgo hay un aviso labrado por los españoles sobre la fundación del templo. Los comerciantes han recargado sus materiales y escobas y fierros por tanto tiempo, que lo han dañado irremisiblemente, y ni autoridades laicas ni eclesiásticas los detienen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s