Canto de Moyocoyatzin. Nezahualcóyotl


Canto de Moyocoyatzin. Nezahualcóyotl
Romances de los Señores de la Nueva España

Zan nik kaki itopyo ipetlacayo

X. Ah in tepilwan:
ma tiyoke timikini
ti mazewaltin nawi nawi
in timochi tonyazke
timochi tonalkizke Owaya Owaya
in tlaltikpak.

XI. Ayak chalchiwitl
ayak teokuitlatl mokuepaz
in tlaltikpak tlatielo
timochiotonyazke
in canin ye yuhkan: ayak mokawaz zan zen tlapupuliwiz
ti yawi ye yuhkan […] ichan
Owaya Owaya.

XII. Zan yahki tlakuilolli Aya
ah tonpupuliwi
Zan yuhki xochitl Aya
in zan tonkuetlawi
ya in tlaltikpak Owaya
ya ketzalli ya zakuan
xiuhkecholli itlakechwan
tonpupuliwi tiyawi in […] ichan Owaya Owaya.

XIII. Oaziko ye nikan
ye ololo Ayyawe
a in tlaokol Aya
ye in itek on nemi
ma men chkililo
in kuauta ozelotl Owaya
nikan zan tipopuliwizke
ayak mokawaz Iyyo.

XIV. Xik yokoyakan in antepilwan
kuauht amozelo
ma nel chalchiwitl
ma nel teokuitlatl
no ye ompa yazke
onkan on Ximowa   yewaya
zan tipupuliwizke
ayak mokawaz Iyyo.
X. Percibo su secreto,
oh vosotros, príncipes:
De igual modo somos, somos mortales,
los hombres, cuatro a cuatro, […]
todos nos iremos,
todos moriremos en la tierra.

XI. Nadie esmeralda
nadie oro se volverá
ni será en la tierra algo que se guarda:
todos nos iremos
hacia allá igualmente:
nadie quedará, todos han de desaparecer:
de modo igual iremos a su casa.

XII. Como una pintura
nos iremos borrando.
Como flor
hemos de secarnos
sobre la tierra.
Cual ropaje de plumas
del quetzal, del zacuan,
del azulejo, iremos pereciendo.
Iremos a su casa.

XIII. Llegó hasta acá,
anda ondulando la tristeza
de los que viven ya en el interior de ella…
No se les llore en vano
a águilas y tigres…
¡Aquí iremos desapareciendo:
nadie ha de quedar!

XIV. Príncipes, pensadlo,
oh águilas y tigres:
pudiera ser jade,
pudiera ser oro
también allá irán
donde están los descorporizados.
Iremos desapareciendo:
nadie ha de quedar!

.

Un bisnieto de Nezahualcóyotl, Juan Bautista Pomar (mestizo y originario probablemente de Tezcoco), para informar al rey Felipe II del estado y la historia de sus territorios, concluyó en marzo de 1582 una Relación de Tezcoco –exposición muy valiosa del “ambiente histórico y cultural” de este antiguo señorío y agregó a ella lo que arbitrariamente llamó Romances de los señores de la Nueva España, que en realidad es una recopilación de antiguos poemas nahuas. Se cree que puede atribuirse a Fray Bernardino de Sahagún el mérito de haberlo encargado. Este manuscrito consta de 42 folios, 60 poemas agrupados por sus lugares de procedencia: Tezcoco, Chalco, Huexotzinco, Triple Alianza.

.

Nezahualcóyotl (1402 – 1472)

.

(Del náhuatl Nezahual.cóyō.tl ‘coyote que ayuna’) fue el tlatoani (monarca) de la ciudad-estado de Tetzcuco en el México Antiguo. Nació el 28 de abril (según otras fuentes, el 4 de febrero) de 1402 en Texcoco (actualmente un municipio del Estado de México) y murió en 1472. Era hijo del sexto señor de los chichimecas, Ixtlilxóchitl cuyo nombre significa ‘flor oscura’ (īxtlīl- ‘oscuro, negro’, xōchitl ‘flor’) señor de la ciudad de Texcoco, y de la princesa mexica Matlalcihuatzin, hija del tlatoani azteca Huitzilíhuitl, segundo señor de Tenochtitlan. Al nacer, le fue asignado el nombre de Acolmiztli (Acōlmiztli,’felino fuerte’), pero las tristes circunstancias que rodearon su adolescencia hicieron que se cambiara el nombre por el de Nezahualcóyotl que significa «coyote que ayuna o coyote hambriento», entendiéndose el ayuno como una forma de sacrificio.

A principios del siglo XV el mayor centro de poder en la cuenca de México era Azcapotzalco, capital de los tepanecas. El señorío tepaneca bajo Tezozómoc tenía tintes tiránicos, y después de un relativo fracaso militar, mediante una conspiración palaciega logró expulsar de Texcoco y eventualmente, dar muerte a Ixtlilxóchitl, padre de Nezahualcóyotl. Tiempo después éste tuvo la oportunidad de participar en una alianza con los mexicas, que además de vengar la muerte de su padre, logró derruir el poder tepaneca.

Una vez que recuperó el trono, Nezahualcóyotl gobernó Texcoco con valor y sabiduría. Asimismo, ganó reputación de sabio y obtuvo fama como poeta. Su amplia formación intelectual se traducía en una elevada sensibilidad estética y un gran amor por la naturaleza, que quedaron reflejados no sólo en la arquitectura de la ciudad, sino también en sus manifestaciones poéticas y filosóficas. Nezahualcóyotl llegó a construir un jardín botánico adornado con hermosas pozas de agua y acueductos en Tetzcotzingo, donde  protegió los árboles, captó los manantiales, condujo el agua por los montes, introdujo el riego, labró albercas en las rocas, plantó flores, propagó especies animales y escribió poemas, además de que ahí eran habituales las reuniones de poetas e intelectuales. También en México Tenochtitlan fue muy solicitado para dirigir la construcción de palacios y jardines, El bosque de Chapultepec lo pobló de animales de caza e instaló albercas,  coronando sus obras con el acueducto de Chapultepec, en donde con su propia mano sembró muchos de los ahuehuetes que todavía el día de hoy podemos admirar.

Nezahualcóyotl es conocido como el máximo poeta de nuestro pasado y su obra es muy extensa: cantos, poemas, profecías, arengas, pensamientos filosóficos y ordenanzas.

Fernando de Alva Ixtlixóchitl, su nieto, dice en su Historia chichimeca que Nezahualcóyotl, a lo largo de su vida, mató por su mano a 12 reyes, participó en 30 batallas y nunca fue vencido ni herido; sujetó 44 reinos; nombró generales a 43 de sus hijos y al cuadragésimo cuarto lo mandó matar por soberbio y belicoso. Reunió a todos los sabios y filósofos de su tiempo y alcanzó a saber que había un solo Dios verdadero, al que llamó Tloque Nahuaque; castigó los delitos con rigor, “especialmente a las personas de calidad y que habían de dar ejemplo a las demás”; y fue misericordioso y agradecido. Murió a los 70 años de edad y a los 43 de su reinado. Se conservan unas 30 composiciones poéticas suyas en las colecciones de manuscritos de cantares prehispánicos. Según lo ha advertido Miguel León-Portilla (Nezahualcóyotl, poesía y pensamiento, 1972), los temas que desarrolla en ellos son ” la fugacidad de cuanto existe, la muerte inevitable, la posibilidad de decir palabras verdaderas, el más allá y la región de los descarnados, el sentido de flor y canto, el enigma del hombre frente al dador de la vida y la posibilidad de vislumbrar algo acerca del inventor de sí mismo”.

Anuncios

One thought on “Canto de Moyocoyatzin. Nezahualcóyotl

  1. Excelente, muchas gracias por compartir. Yo no soy indígena ni hablo otra lengua que no sea el español y bueno, un poquito de inglés, pero me encantaría poder si quiera saber tantito y no cabe duda que por medio de la poesía es una forma muy bonita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s