El Adviento y la corona de adviento


La liturgia del Adviento cristiano comenzó a moldearse en Galia e Hispania ya a fines del siglo IV y durante el siglo V, como preparación ascética* para la celebración de la Navidad.1 Aquel preludio de la celebración del nacimiento de Cristo tenía una duración de tres semanas, que se unían a la preparación de los bautismos, por entonces administrados en la festividad de la Epifanía.

*Doctrina filosófica y religiosa  que ensalza el estilo de vida austero y sencillo para conseguir la perfección espiritual y reflexiona sobre los aspectos negativos de la existencia humana.

San Massimo di Torino (Maximus of Turin). Fuente Wikipedia.

San Massimo di Torino (Maximus of Turin). Fuente Wikipedia.

Según la tradición cristiana, el adviento (del latín: adventus Redemptoris, ‘venida del Redentor’ ) se celebra los cuatro domingos más próximos al 24 de diciembre, y consiste en un tiempo de preparación para la Navidad. Es durante este tiempo que los creyentes se preparan para la celebración del nacimiento del niño Jesús con una triple finalidad:

  • Recordar el pasado: Celebrar y contemplar el nacimiento de Jesús en Belén (primera venida de Jesucristo).
  • Vivir el presente: Se trata de vivir en el presente de nuestra vida diaria la “presencia de Jesucristo” siguiendo sus preceptos.
  • Preparar el futuro: Se trata de prepararnos para la Parusía o segunda venida de Jesucristo.

Esta fecha marca el inicio del año litúrgico en todas las confesiones cristianas.

621px-Robert_Campin_006

La Anunciación, Robert Campin. Circa 1420-1440. Fuente Wikipedia.

Corona de Adviento

La corona o guirnalda de Adviento es el primer anuncio de la cercanía de la Navidad y tiene raíces en las costumbres paganas de los germanos, ya que durante el invierno decembrino colectaban coronas de ramas verdes y encendían fuegos como señal de esperanza del retorno de la primavera.

Esta tradición se transformó en la tradición cristiana de la corona de adviento, la cual se hace con follaje verde sobre el que se insertan cuatro velas y se adorna con manzanas rojas y listón, elementos que encierran diversos simbolismos:

  • La forma circular: El círculo no tiene principio ni fin. Es señal del amor de Dios que es eterno, de nuestro amor a Dios y al prójimo que nunca debe de terminar.
  • Las ramas verdes: Verde es el color de esperanza y vida.
  • Las cuatro velas: Nos hacen pensar en la obscuridad provocada por el pecado que ciega al hombre y lo aleja de Dios. A cada una de esas cuatro velas se le asigna una virtud que hay que mejorar en esa semana, por ejemplo: la primera, el amor; la segunda, la paz; la tercera, la tolerancia y la cuarta, la fe. Los colores más habituales para las velas son:
    •  Tres velas moradas para las semanas 1, 2 y 4 (el morado es el color del adviento) y una rosa en la tercera semana (semana del domingo de “gaudete” o de la alegría).
    • Un color para cada domingo: morado el primero (color del adviento), verde el segundo (la esperanza cristiana en torno a la fiesta de la Inmaculada), rosa el tercero (domingo de gaudete) y rojo el cuarto (el color más empleado en la Navidad).
  • Las manzanas rojas que adornan la corona: Representan los frutos del jardín del Edén con Adán y Eva que trajeron el pecado al mundo pero recibieron también la promesa de la salvación.
  • El listón rojo: Representa nuestro amor a Dios y el amor de Dios que nos envuelve.

La tradición marca que cada domingo de adviento se enciende la vela correspondiente mientras se hace una oración, utilizando algún pasaje de la Biblia y se entonan cantos.  Durante la semana se reflexiona y se trabaja en mejorar la virtud que corresponda.

Cuando termina el adviento puede completarse la corona y convertirla en la corona de la Navidad poniendo una nueva vela, algo más grande que las otras, de color blanco, el color litúrgico de la Navidad. La corona verde puede renovarse y se le suelen añadir adornos navideños con una cinta roja enrollada.

Este 2016 el adviento inicia el domingo 27 de noviembre y continúa los domingos 4, 11 y 18 de diciembre.

793px-Advent_wreath

Corona de Adviento, uno de los símbolos de este tiempo litúrgico. Tiene cuatro velas, una por cada domingo de Adviento. Foto: Clemens Pfeiffer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s