Flores de día de muertos: Cempasúchil y Mano de león


Flor de Cempasúchil

Conocida también como: Flor de muerto; Cempoalxóchitl (náhuatl): “flor de veinte pétalos”(por sus raíces en lengua náhuatl cempoal-xochitl, veinte-flor); Cepazuchilt, cempasochil, cempoal, flor de cempoal, flor de cempoaxochitl, flor de difunto, flor de muerto chino, flor de niño, veinte flores; Distrito Federal: cempoalxochitl (náhuatl); Estado de México: tecacaya, zempoalxochitl; Guerrero: yita cua (mixteco); Michoacán: tiringuin- tztzuki; Nayarit: púua (cora); Oaxaca: pikna’a pojy, pikon’kpojy (huave), li mi ñe, zempazuchil; Puebla: calpuxham, kgalhpuxan (totonaco), chant (tepehua), cempaxochitl, copalxuitl (náhuatl); Tlaxcala: zempalzuchilt; Veracruz: kalpuxum, xempasochitl; Yucatán: ts’uul xpujuk, xpa’ajuk, xpayjul; San Luis Potosí: k’uchid huitz, santorum huitz (tenek).

Flor de cempasúchil. Padaguan, Wikipedia.

Flor de cempasúchil. Padaguan, Wikipedia.

La flor de cempasúchil es un elemento fundamental en la ofrenda y las celebraciones de día de muertos sobre todo para los difuntos adultos (para los niños se usan las gladiolas, el alhelí y la nube), pues en muchos lugares de México sus pétalos sirven para formar un camino que guíe al difunto del panteón a la ofrenda y viceversa.  La flor completa se usa para adornar y dar un toque de color a las ofrendas y tumbas, además de formarse cruces que dan el toque espiritual.

Esta flor casi no se cultiva, dada la facilidad con que se da en baldíos y en las orillas de los caminos, se cuenta que antiguamente había un encargado por familia de sembrar a la orilla de su parcela una pequeña franja de esta flor en el mes de julio (requiere 4 meses), con la finalidad de repartirlo a sus familiares para que fueran a ofrendarlo a sus difuntos para los días de muertos.

En un tono más mundano, el cempasúchil tiene otros usos pues ha sido aprovechada para fabricar tintes naturales, insecticidas y medicamentos, aplicaciones surgidas del vasto conocimiento de la medicina tradicional indígena y que ha quedado plasmada en diversas fuentes:

  1. La referencia más antigua a esta flor se encuentra en el Códice Florentino (s. XVI) donde se indica su uso ceremonial y estético.
  2. Francisco Hernández relata que “las flores mezcladas con miel, curan la debilidad de los ojos y aún las nubecillas y leucomas”.
  3. Francisco Ximenes, refiere que “provoca la orina, quita el dolor de barriga porque es aguda y de sutiles partes… también aprovecha para la tos y hace estornudar… atrae la flema”.
  4. A finales del siglo XVIII, Vicente Cervantes describe: “todas son discutientes, estimulantes, aperitivas y febrífugas”.
  5. A finales del siglo XIX, Eleuterio González menciona sus efectos estomáquico, febrífugo y antiespasmódico; “recomendada principalmente contra dolores y el tenesmo que acompañan a las disenterías”.
  6. Francisco Flores por su parte, consigna como útil “para acelerar la cicatrización de las heridas, cuando las úlceras eran de carácter canceroso. Cura el mal de ojos, los orzuelos y las lagañas. Para la anasarca, como emetocártico y diurético. En las retenciones de orina, para provocar su expulsión. Para combatir la impotencia en forma de preparado, la amenorrea, como diaforético. Para hacer más corto el período del frío de las fiebres intermitentes, volver el flujo menstrual y como afrodisíaco”.
  7. Por último, Narciso Souza la refiere para Yucatán como una planta usada como remedio en las afecciones del bazo, estómago, hígado y como vermífuga.
Tagetes erecta y Tagetes patula, Códice Gottorfer. Hans-Simon Holtzbecker.

Tagetes erecta y Tagetes patula, Códice Gottorfer. Hans-Simon Holtzbecker.

El cempasúchil es una hierba de 60 cm a 1 m de altura con una flor de color amarillo intenso a anaranjado y muy aromática al estrujarse; el cempasúchil parece una sola flor, pero en realidad se trata de un conjunto de pequeñas flores conocidas como ‘inflorescencias’, que se encuentran agrupadas en una sola cabeza floral. Es originaria de México y habita en climas cálido, semicálido, seco y templado, es una especie medicinal muy empleada en distintas partes de la República Mexicana. Se recomienda principalmente en padecimientos digestivos y con mayor frecuencia para el dolor de estómago (Chiapas, Estado de México, Puebla, Tlaxcala, y Veracruz), siguiendo en orden de importancia el “empacho”, la diarrea, los cólicos, “enfriamiento estomacal”, afecciones hepáticas, bilis, vómitos, “caída de cuajo”, indigestión, “baba de los niños”, “pasmo de muelas”, para hacer algunos lavados intestinales, contra los parásitos (V. lombrices) y como carminativo.

Otras enfermedades para las que se recurre de manera importante al empleo de esta hierba son: para las fiebres en Yucatán, Tabasco, Oaxaca y Veracruz; la tos en Tabasco y Guerrero; y para varias enfermedades culturales como “espanto”, “mal aire” y “susto” en Puebla, y Oaxaca.

Helado de flor de cempasúchil

Helado de flor de cempasúchil

También es utilizada en enfermedades de tipo respiratorio, como catarro, gripa, bronquitis, “frialdad del pulmón” y mormado de los niños. Problemas ginecobstétricos como inflamación del vientre, frialdad en la menstruación, cólicos menstruales (V. dolor de regla), para mujeres embarazadas y baños postparto (V. baños para después del parto), para que baje la leche y como abortiva. En afecciones de la piel se usa para aliviar el salpullido, llagas, verrugas y granos amortajados. Así como en alteraciones nerviosas, para el insomnio, los nervios, y controlar los ataques epilépticos. Además se emplea en la diabetes, el reumatismo, cuando hay irritación, supuración de los ojos, en el dolor de oídos, para aliviar el dolor de cabeza, la frialdad, el cáncer, las fístulas (conducto anormal ulcerado y estrecho que se abre en la piel o en las membranas mucosas), hidropesía, como antiespasmódica y antipalúdica.

Para el tratamiento de las distintas enfermedades es muy común que se preparen las hojas con o sin la flor, ya sea en cocimiento, infusión, sahumerio o fritas para administrar oral o localmente (en baños, untada, como chiquiadores o en fomentos) e inhalada, siendo en algunos casos mezclada con otras plantas o materiales acompañantes.

Para aliviar el dolor de estómago, se puede combinar sus flores con hojas de hierbabuena (sp. n/r) en una decocción que se toma cuando se presenta el dolor. Para la bilis se hace un té con las flores y la cáscara o jugo de limón (sp. n/r) que se bebe en ayunas. Para el “cuajo” se aplica sobre el estomaguito del niño tequezquite, carbonato y manteca, cubriendo con una hoja de San Nicolás (Eupatorium chiapense), después de estos emplastos, lo acuestan y mantean (rodarlo sobre una superficie, cama, petate, suelo, de izquierda a derecha en forma de cruz, tres veces, cada tercer día), y lo soban en ayunas dando un masaje en el estómago en forma circular, hacia el ombligo, hasta que desaparezca la “bolita” con aire que causa el dolor, al final fajan al paciente. En algunas ocasiones, después de la manteada y la sobada se da de beber una infusión de plantas calientes, puede ser albahaca (Ocimum basilicum), aguacate oloroso (Persea americana) y flor de muerto.

Para calmar el dolor de cabeza causado por un “mal aire”, se deben tibiar las hojitas de la flor de muerto, untadas previamente con aceite de oliva y colocarse en forma de chiquiadores en la cabeza (uno a cada lado de la sien). Para que baje la leche, se fríen bastantes hojas de la flor en aceite, cuando están tibias se aplican frotándolas en el pulmón, se recomienda también tomar agua de horchata de arroz (V. falta de leche).

Fuente: Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana, UNAM.

Otros usos

El cempasúchil también es usado en la gastronomía para la elaboración de sopa o de nieve.  En la industria farmacéutica y basados en los antiquísimos conocimientos de la medicina tradicional, se utiliza para atacar enfermedades coronarias, para prevenir el cáncer y atacar algunas enfermedades de acuerdo a los laboratorios, asimismo se usa como colorante en la industria cosmética. También se usa para elaborar tintes naturales en el arte popular y en la industria textil.

Para preparar el tinte hay que considerar que las propiedades tintóreas las tienen solamente los pétalos, por lo que se requiere separar los pétalos flor por flor para hervirlos en agua por 3 horas hasta que suelten el tinte, luego se cuela la infusión y se introduce la tela mordentada, misma que toma el color de la flor y que va de un naranja brillante a amarillo claro. Este tinte se puede reutilizar hasta 3 veces e incluso unos 3 días después de haberlo preparado.

Otro uso  muy recomendable es sembrar cempasúchil en el jardín, ya que su aroma espanta a ciertas plagas. En avicultura, la flor se utiliza como pigmento natural y aditivo orgánico al alimento de gallinas para la producción de huevos con yemas más coloridas.

Leyenda de la flor de cempasúchil.

Cuentan que en Maninalco al morir alguien, los familiares adornaban la tumba con ramos de pequeñas flores amarillas llamadas Tonalxochitl, pues se creía que estas flores poseían la habilidad de guardar en sus corolas el calor de los rayos solares. Los mexicas al pasar por el valle de Malinalco adoptaron esta tradición, sólo que a ellos esa flor les pareció muy sencilla, y con el paso del tiempo transformaron la flor de Tonalxochitl en una flor con más pétalos, hasta que lograron juntar en una sola flor veinte de aquellas pequeñas flores que hallaron en Maninalco. Asi decidieron llamarla cempōhualxōchitl, que significa “veinte flores”. Esta nueva flor simboliza a la vida que nace de la muerte, pues la vida es solo un lapso al termino del cual hay un momento para morir y la muerte es un paso para vivir de una forma distinta.

Flores_de_cempasúchil_en_la_tradición_mexicana.

Una imagen en primer plano de las flores de cempasúchil, formando parte de una ofrenda tradicional mexicana. Coatl15, Wikipedia.

Flor de mano de león o de terciopelo

Es una planta herbácea anual que mide entre 40 y 60 cm. Sus hojas son alternas, simples y poco pecioladas. Sus inflorescencias son anchas y las podemos encontrar en colores blanco, amarillo y rojo que varían sus tonalidades de rojizas a violetas. Estas plantas comienzan su floración a partir del mes de septiembre y hasta diciembre.

Su origen probablemente se dio en Asia, aunque actualmente se cultiva en todo el mundo. Otros nombres con los que se conoce a estas flores son cresta de gallo, mano de león y celosía.

Sus flores se usan con fines astringentes, depurativos y antibacteriales. Se utilizan para tratar enfermedades de la piel, diarrea, disentería, fiebre, dolores de cabeza, hemorroides, herpes úlceras, etc.

Flor de terciopelo. Atlixco, Puebla. Alonso Arenzana.

Flor de terciopelo. Atlixco, Puebla. Alonso Arenzana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s